Sin hormonas añadidas

La leche LALA es natural, desde su origen, lo que asegura la mejor calidad nutrimental para la familia.

Con la promesa de estimular a las vacas para incrementar su producción de leche, se difundió la inyección de la hormona artificial Somatotropina Bovina Recombinada (STBr). Sin embargo, en Lala, nos comprometimos a realizar el proceso por métodos naturales. A pesar de que no existe una prohibición explícita, Lala y sus proveedores eliminaron su uso.

PROCESO SIN ESTRÉS NI HORMONAS

Una buena selección genética, en un ambiente libre de estrés, acompañado de una alimentación equilibrada y una ordeña higiénica, han permitido a los proveedores de Grupo Lala producir leche fresca y natural, de calidad internacional.

Por norma está prohibido que la leche tenga cualquier rastro de antibióticos, veterinarios y nutriólogos trabajan en conjunto con un enfoque de prevenir las enfermedades en las vacas y que de esta forma el tratamiento con antibióticos sea mínimo y fácil de controlar, cuando una vaca requiere ser tratada es identificada y separada durante el tiempo del tratamiento para evitar que su leche se mezcle con el resto. Expertos en calidad verifican antes de recibir cada pipa de leche que no hayan rastros de antibióticos, y en caso de dar positivo la leche es rechazada.

  • Las vacas son cuidadas por expertos nutriólogos que les diseñan una alimentación especial para que produzcan leche de la mejor calidad.
  • Antes de entrar a la ordeña, las vacas son rociadas con agua para aclimatarlas y crear un ambiente de confort, luego son ordeñadas higiénicamente con equipo de la más alta tecnología.
  • La leche recolectada es enviada diariamente a nuestras plantas para continuar el proceso.
 
Lala